Viajes

Tendencias, Street Style , Entrevistas, Diseñadores, Colecciones, Consejos, lo último de la moda, etc.

MONGOLIA !

por | 7 Ene, 21 | Viajes

by Viviana Fontanini

Durante mis años en China tuve la oportunidad de conocer Mongolia ! Ulán Bator la capital es una ciudad de edificios bajos con pocos rascacielos.Caminar por sus calles nos transporta a la Unión Soviética de los 50. La hoy República de Mongolia fue parte de la Unión Soviética desde 1924 hasta 1992.Haciendo historia, en el año 1206 fue proclamado emperador de Mongolia Gengis Kan, quien en el 1215 cruzó la muralla china y ocupó Beijing. En 1274 su nieto Kblai Kan, terminó la conquista de China y fundó la dinastía Yuan que gobernaría China hasta el 1368, año que fueron expulsados los mongoles y comenzaría la dinastía Ming.Los mongoles son más altos y su estructura ósea está más desarrollada que los Hang (etnia mayoritaria en China) porque su alimentación fue basada en la ingesta de carne ovina o caprina. Ellos fueron quienes hace 15 mil años cruzaron el estrecho de Bering a pie. En ese entonces no había un paso marítimo y poblaron toda América (desde los apaches de Norteamérica hasta los mapuches en el extremo sur pasando por los aztecas mexicanos todos descienden de etnias mongoles).Mongolia es hoy un país independiente habitado por 3 millones de personas y ubicado estratégicamente entre Rusia y China. La mitad son nómades y el otro millón y medio viven en su capital Ulán Bator.

Los nómades se trasladan según las estaciones del año con sus tradicionales carpas redondas blancas por fuera y muy coloridas por dentro llamada Yurta.

Antes estas carpas se doblaban y se trasladan a lomo de caballo; hoy en día son llevadas sobre 4x 4.Allí tuve la posibilidad de pasar una semana y dormir en una YURTA, experiencia increíble que volvería a hacer.

Para llegar a este campamento recorrimos 500 kilómetros desde la capital en un jeep. Debo decir que el camino se volvía cada vez más fascinante pasando por una franja desértica incluyendo sus típicos camellos llegamos así a las colinas con sus verdes pastos y algunos pequeños arroyos hasta llegar al campamento donde nos esperaba la dueña del lugar una verdadera princesa mongol casada con un empresario alemán que provee de todo el cashmere que utiliza la casa francesa Hermes en el mundo entero.

Nos recibió con un té en una de las carpas en la que por la noche comeríamos platos típicos basados en diversas verduras y carne de cordero.

En el centro de la carpa comedor había un piano de cola que había sido trasladado con mucho cuidado para que una joven de 16 años pudiera demostrarnos todo lo que había aprendido en sus 3 años en un conservatorio de música en la ciudad italiana de Milán.

Este era un campamento muy especial y no de los habituales ya que su dueña lo maneja como un hotel durante 3 meses al que acuden personas de diferentes partes del mundo con muchas ganas de experimentar y pasar algún tiempo de una manera diferente.Obviamente no todos los campamentos son así ! Esta señora durante los meses más cálidos o benévolos organizaba estas 20 carpas para que gente de todo mundo venga a pasar desde un fin de semana hasta un mes o más ! Allí conocí a Elizabeth, escritora inglesa de unos 60 años que decidió escribir su próximo libro en el silencio de estas praderas. También me encontré con una simpática familia, ella argentina, casada con un inglés jugador de polo que vivían desde hacía 10 años en China en la ciudad de Tianjin y sus tres niños que por las tardes jugaban al polo con su padre y otros hombres de diferentes partes del mundo que pasarían algunas semanas en ese campamento.Por la tarde nos sentábamos enfrente al río que cruzaba el campamento a ver la puesta del sol y tomar un rico vino. Esa semana tomaríamos vino argentino que me encargué de llevar para promocionar nuestro riquísimo Malbec.
Recorriendo el lugar encontré algunos círculos formados con piedras y obvio pregunté por qué había ese tipo de dibujos en el suelo y su significado. Eran tumbas donde se habían enterrado ancestros que habían vivido allí y no se debía pisar ya que los habitantes decían que eso podría ser muy malo para quien lo hiciera.
Cada cosa que descubría era totalmente nueva y diferente hasta ese momento.En este lugar no había luz. Por la noche se encendía las velas que deberíamos apagar al dormir. De las 20 carpas para los huéspedes donde se dormía había una gran tienda para los desayunos, meriendas y cenas, otras donde estaban las tinas para tomar un baño o una ducha realizada muy precariamente que debo reconocer no me gustó al igual que los baños quimicos que estaban dentro de cada carpa o Yurta, pero sacando esto me encantó toda la experiencia de estar en el medio de la nada, de ver, sentir y oler esos olores y sensaciones que solo pueden darnos el campo, la montaña y el infinito de la soledad, caminar por las praderas y cruzarse con los pastores que llevaban esas cabras que se las esquila y se obtiene el mejor cashmere. Difícil imaginar que esos animales que viven subiendo y bajando por momentos montañas tan escarpadas y soportando mucho calor y frío sean las responsables de esa materia que fuera llamada por su extraordinaria suavidad la fibra de los dioses.Por la mañana temprano salíamos a caminar. Algunos andaban a caballo, otros meditaban en esos valles entre la inmensidad del cielo y la tierra y el silencio absoluto.

Al volver a China dejé atrás una tierra diferente a todo lo que había visto y conocido hasta entonces, una tierra de gente amable con costumbres quizás muy diversas a las nuestras pero sumamente interesante.

Women in Move

Women in Move

Nuestro magazine, visualiza, difunde, promociona y fomenta la actividad destacada a nivel nacional e internacional.

A GREAT VISIT FROM MONGOLIA

A GREAT VISIT FROM MONGOLIA

by Carmen Alvarez My dear friend Fernando Lugris, Ambassador of Uruguay in China and Mongolia, wrote to me one day saying a friend from Mongolia was coming to visit Uruguay for the first time and if I could meet her and take her around to show her our main cultural,...

leer más

Contacto

3 + 1 =

Dudas? Consultame